El ahorro energético se está convirtiendo en una de las apuestas más demandadas a la hora de realizar instalaciones en una vivienda. La instalación de ventanas de pvc en Bizkaia es uno de los servicios que más demanda está recibiendo en los últimos años. ¿No lo sabías?

Perseguir la sostenibilidad y reducir el consumo de energía está cada vez más presente en la mente de los consumidores, debido a su importancia en el ahorro económico y también por su concepción ecológica.

Cada vez está siendo más solicitada la instalación de ventanas de PVC en Bizkaia debido, entre otras cosas, a las beneficiosas características que guarda este material.

El aislamiento térmico que proporcionan las ventanas de PVC aportan un mayor ahorro en el consumo de la electricidad. Así, la factura de la calefacción podrá verse reducida. Esto ocurre gracias al aislamiento respecto al exterior que proporciona el PVC. De esta forma, consigues evitar entradas de aire del exterior en el interior de tu hogar junto a posibles fugas de calor.

Frente a las ventanas de aluminio o de madera, el PVC tiene propiedades aislantes y de seguridad superiores. Hay numerosos estudios que confirman que con la instalación de ventanas de PVC se consigue un ahorro de energía de hasta el 40 %, en comparación con las ventanas de aluminio.

También es importante destacar el elevado grado de aislamiento acústico que proporcionan las ventanas de PVC. Para aquellas zonas donde existen muchos ruidos exteriores como el tráfico o el tránsito de personas, este tipo de instalación es muy adecuada.

Desde Persianas Muñoz Castillo, S. L. ofrecemos soporte a toda Bizkaia. Tenemos una larga experiencia en el sector. Nuestros profesionales utilizan las mejores técnicas y productos. Contamos con las mejores ventanas de PVC y nuestros servicios de persianas en general son muy demandados. Puedes ponerte en contacto con nosotros para cualquier duda o sugerencia.

Siempre que hablamos de aluminio para cerramientos (sean ventanas, persianas u otros elementos), tenemos que tener en cuenta la inserción de rotura del puente térmico. Este metal no es admisible sin este complemento, si queremos que sea realmente eficaz. Para lograrlo se utilizan pequeñas tiras o estructuras de elementos basados en poliamidas, en PVC o resinas aislantes.

Estos materiales evitan un trasvase de calor o de frío, en definitiva, una comunicación térmica que es absolutamente indeseable.

En el caso de materiales como el PVC, la rotura del puente térmico no es necesaria. Las cualidades intrínsecas del policloruro de vinilo lo hacen idóneo para su disposición como elemento aislante. El coeficiente de conductividad térmica será el elemento que finalmente determinará la validez del producto aislante.

En el grupo de Ventanas Vizcaya que ponemos a su disposición, se logran no solo trabajos de alto nivel, sino una información que le sacará de dudas respecto a los materiales, aperturas, precios…

En cuanto a otras diferencias entre el PVC y el aluminio, podemos mencionar el precio. El aluminio resulta más caro, aunque por supuesto también más estético. La elección del PVC para ventanas o persianas se da normalmente por razones tanto prácticas como económicas.

Es la manera más accesible de dotar de aislamiento al hogar o empresa sin gastarse demasiado dinero. Lo cierto es que los perfiles de PVC son más gruesos que los del aluminio, y no solo eso, sino que presentan muchas menos posibilidades en cuanto a acabados y estética. El valor del PVC radica en su practicidad y en la vida útil que proporciona. Como el aluminio, no se resiente fácilmente de golpes, ni de condiciones extremas de temperatura, ni de otras circunstancias que puedan resultar comprometedoras.

Además de persianas para el hogar, nos dedicamos a la instalación de persianas metálicas comerciales, un tipo de producto que en nada tiene que ver con las dedicadas a casas.

Asimismo, los toldos también son nuestra especialidad, ofreciendo toldos de brazos extensibles, de capota y en versiones o sin cofre. En el grupo de ventanas Vizcaya que ponemos a su servicio, encontrará también la opción de beneficiarse de cristalería de alto rendimiento.

Estamos hablando de vidrios templados, realizados en fábrica con técnicas específicas para una resistencia absoluta ante todo tipo de impactos. Aparte de su resistencia, otra de las ventajas que ofrecen, es que en el rarísimo caso de que se rompiesen, no provocarían heridas por fragmentarse en gránulos sin filo.

Contacte con Ventanas Vizcaya, pregúntenos lo que desee… contraste precios y, muy posiblemente, obtendrá nuestros servicios para una mejora de la estética y confort de su inmueble, y sobre todo de su eficiencia energética.

Las ventanas y balconeras ECOVEN Plus están realizadas con perfiles de PVC alemanes VEKA de alta calidad, con líneas suaves y resistentes.

Ventanas que ahorran energía gracias a sistemas de perfiles de 70 mm. de profundidad y 5 cámaras interiores en marco y hoja, que proporcionan altas prestaciones en aislamiento térmico y acústico conviertiéndose así en la solución ideal tanto para obra nueva como para renovación.

TRANSMITANCIA DEL PERFIL VEKA de 1.3 W/m2K, genera un ahorro anual superior al 25 % en el coste de la climatización frente a sistemas de 58 mm.

Ventanas que aportan confort al hogar. Las ventanas de PVCECOVEN Plus incluyen  doble junta de EPDM (caracterizada por su alta resistencia,  elasticidad y larga vida útil), lo que garantiza una perfecta estanqueidad de la ventana, tanto por la parte exterior como interior. Además todos los perfiles cuentan con refuerzo galvanizado en el interior de la cámara.

La amplia gama y distintas posibilidades de apertura de las ventanas Ecoven Plus,  posibilitan  la fabricación de multitud de elementos con formas, colores y texturas  adaptables  a cualquier estilo y ambiente.

Y al ser de PVC, las ventanas ECOVEN Plus requieren un mantenimiento mínimo, tan sólo agua y jabón.

Según publica el diario digital  20minutos.es:

Finamente llegó el frío. Toca calentar la casa, pero de manera que luego –con la factura en la mano– no lo lamentemos. Calentar la vivienda supone casi la mitad de la energía que se consume en casa; de modo que conviene hacer buen uso de nuestra calefacción, pero también de esos procedimientos pasivos que nos permitirán controlar su uso. Consejos para ello hay muchos, pero algunos son en realidad eso que llaman “leyendas urbanas”. En la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) señalan cinco de esas grandes mentiras que, por mucho que se empeñe el enterado de turno, no nos van a servir para calentar la casa y controlar la factura.

Apagar la calefacción sale caro Este mito está especialmente extendido y dice que apagar la calefacción consume más energía que mantenerla encendida a temperatura constante. Aunque al encenderla tendremos un pico de gasto, a la larga el ahorro se nota y merece la pena. Bajar la temperatura a 16ºC durante la noche supone ahorrar un 13% respecto a mantener la calefacción encendida a 20ºC.   El calor apenas se escapa por las ventanas Hay quien cree que el calor que se pierde por las ventanas apenas se nota en la factura si están bien cerradas y son pequeñas. La realidad es diferente: una cuarta parte de la energía producida en los hogares se destina a cubrir lo que se pierde por las rendijas de las ventanas.

El doble cristal puede reducir estas pérdidas en un 50%. Las calderas de condensación necesitan radiadores grandes Otra falsedad: los radiadores tamaño estándar son perfectamente compatibles. Pero es cierto que si fuesen mayores podríamos ahorrar más (la caldera trabajaría a menos potencia). No hay calefacción con paneles solares Los paneles solares térmicos tienen un depósito que acumula calor y sí que pueden contribuir al sistema de calefacción de la casa. Lo que es verdad es que estos paneles permiten ahorrar mucho más (hasta un 70%) en agua caliente y no tanto («solo» un 40%) en calefacción. El «calor azul» es lo mejor Pese a las insistentes promesas de la publicidad, el llamado «calor azul» no figura entre las mejores opciones para calentar tu casa. En realidad es muy parecido a los clásicos radiadores eléctricos de aceite, pero con otros fluidos en su interior. Los sistemas que emplean resistencias para calentar siempre son los más ineficientes y los más caros.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2643563/0/mentiras-calefaccion/falsos-consejos-calentar/ahorrar-casa-ocu/

¿Desea proteger su vivienda del calor antes de que llegue el verano y las temperaturas comiencen a subir? La instalación de un toldo en las ventanas o en la terraza de su hogar le permitirá conseguir un ambiente mucho más acogedor y placentero a la vez que eficiente.

Nuestra Empresa de Toldos Vizcaya, se dedica a la instalación y venta de todo tipo de toldos persianas, cortinas y carpas desde hace más de 20 años.

Debido a la gran experiencia adquirida a lo largo de estos años, hoy en día nuestro nombre goza de un extraordinario prestigio en el sector de toldos, razón por la que usted puede confiar en todas las soluciones que podamos ofrecerle.

Trabajamos con una gran profesionalidad responsabilidad, puesto que nuestro principal objetivo es buscar en todo momento la satisfacción de nuestra clientela.

Desde nuestros comienzos, en nuestro negocio nos hemos marcado unos estándares de calidad muy exigentes, lo que nos permite obtener unos acabados excelentes en todos los productos que confeccionamos y en la instalación de los mismos.

Confeccionamos toda clase de toldos que puedan ser utilizados tanto en fachadas, terrazas e incluso hasta en camiones. También confeccionamos cubre-piscinas, pancartas, fundas de máquinas, entre otros, y siempre utilizando tejidos industriales de primerísima calidad.

Nuestros profesionales además a todos los productos le añaden un plus estético, ofreciendo un componente muy decorativo en las fachadas creando un ambiente y espacio más íntimo y acogedor.

Nuestro equipo de instaladores de toldos le aconsejará en todo momento como conseguir ese estilo personal que desea en sus espacios e instalaciones, protegiendo los interiores de la luz y de las condiciones climatológicas adversas, además de conseguir un importante ahorro económico.

Solicite más información en Toldos Vizcaya, y compruebe de primera mano los beneficios de dejar en manos de nuestros profesionales todos sus proyectos tanto de interior como de exterior.

Estamos enteramente a su disposición y encantados de poderle atender.

No lo dude ni un solo instante y

¡Llámenos! 94 436 30 06

Siempre que nos referimos a cerramientos y eficiencia energética, hemos de mencionar las ventanas. Son de los elementos imprescindibles en los edificios habitables, productos para cubrir los vanos y facilitar la entrada de luz, ventilación… Sin embargo, ni mucho menos todas son iguales. En este artículo explicaremos las principales diferencias entre ventanas de PVC y aluminio.

-Precio. Es sin duda uno de los factores más importantes, al menos cuando los interesados en la instalación poseen un presupuesto limitado o escaso.
En estos casos, las ventanas de PVC son la opción más interesante. Cambiar todas las ventanas de la casa puede suponer un coste muy elevado, sobre en casas grandes, por lo que el precio final será determinante.

Ahora bien, ¿en qué se ahorra y en qué no? De nada sirve colocar ventanas con perfiles antitérmicos si el montaje es defectuoso.
Por ello, siempre que necesite una instalación profesional de ventanas, deberán contar con instaladores especializados. Ellos podrán explicarles en su propio domicilio por qué el aluminio es más caro y cuáles son las principales diferencias.
El PVC es un material muy común en la industria, un producto que aplicándose al mundo de los cerramientos pueden ofrecer espectaculares resultados. Sabemos que una de las primordiales especificaciones que han de cumplir los perfiles de las ventanas, ventanales, puertas… es que posean un bajo coeficiente de conductividad térmica.

Esta es, precisamente, una de las características del PVC o policloruro de vinilo. Su precio más bajo se debe a que no necesita nada más para cumplir con sus funciones; no precisa roturas de puentes térmicos ni complementos de ninguna clase. Así pues, cuando se desee un cerramiento eficaz y barato, el usuario deberá decidirse por el PVC.

Aislamiento. Como hemos indicado, el coeficiente de conductividad térmica es uno de los factores más relevantes.
La diferencia entre el PVC y el aluminio, es que este último lo logra con la integración de rotura del puente térmico. Si ya de por sí el material es más costoso, la reestructuración de las láminas hará que se encarezca.
El aislamiento que proporcione a la vivienda o local, será (con las condiciones señaladas) similar al ofrecido por el PVC. Las estructuras de cerramiento no solamente habrán de preservar el inmueble contra factores térmicos, sino también contra suciedad y ruido. Al respecto, el PVC es un interesante aislante acústico.

Estética. Otra de las diferencias entre las ventanas de PVC y aluminio es la estética. A pesar de que para algunos usuarios, el factor decorativo no tenga demasiada importancia, para otros no solo es importante, sino definitivo.
Si, por ejemplo, es necesario integrar en la estética de un edificio ventanas nuevas, es muy posible que haya que decantarse por las de aluminio.
La razón es que estas tienen mayores alternativas estéticas… en realidad, muchas más. No hay que tener en cuenta las viejas estructuras de aluminio, estructuras que eran resistentes pero estéticamente insignificantes.

Actualmente y ya de desde hace años, las empresas que se dedican a la fabricación de estructuras de aluminio, saben que la estética ha de estar acorde a otras ventajas de un material que no pasa de moda.
Sobre el aluminio sí es posible realizar revestimientos de gran poder estético, tanto en lo relativo a color como en cuanto a textura. Así, las personas que coloquen ventanas de aluminio en su casa o negocio, podrán elegir acabados que imiten piedra antigua, madera, así como materiales de todo tipo… también de inspiración ultra moderna. Por su parte, el PVC no resulta estético al no haber mucha variedad en cuanto a revestimientos y aspecto del perfilado.

Resistencia y vida útil. Ambos materiales están preparados para aguantar durante mucho tiempo. Resisten sin problemas golpes, rayones y, también, bruscas fluctuaciones de temperatura.
Los perfiles de las ventanas están expuestos continuamente a los factores atmosféricos, por lo que deben estar preparadas para aguantar rayos ultravioleta, nieve, ráfagas de viento frío…

Con el paso de pocos años, los perfiles de ventanas de baja calidad, se avejentan y terminan estropeándose y dejando que el aire se filtre.
Los operarios que monten sus ventanas, deberán estar cualificados para ejecutar una instalación perfecta, en la que no falte de nada ni sobre nada, en la cual no haya resquicios no espacio para para la inestabilidad o malos ensamblajes.
Los profesionales también le informarán sobre las diferentes modalidades de PVC y aluminio, así como sobre la vida útil de unos y otros materiales.
En resumidas cuentas, ambos productos tienen una muy larga vida útil, si bien y atendiendo a algunas experiencias y testimonios, las estructuras de PVC se avejentan antes que las de aluminio.

La eficiencia energética de su hogar está en juego, así como también su propia comodidad y ahorro. Para optimizar su casa o local en este aspecto, cuente solo con profesionales de los cerramientos con experiencia contrastada.

En los actuales tiempos, el factor de eficiencia energética es de gran importancia para el valor de los edificios. No solo se trata de una cuestión de comodidad o ahorro, sino también ecológica. No son admisibles pérdidas de energía en inmuebles por un mal aislamiento exterior.

Por ello, en nuestra empresa proponemos todo tipo tareas profesionales, incluyendo asesoramiento e información sobre las ventajas de los cerramientos de aluminio.

A pesar del paso de los años y de las nuevas técnicas implementadas, son muchas las personas que siguen creyendo que los cerramientos de aluminio presentan un aspecto soso y poco atractivo a la vista. Eso era hace años. Hoy en día las cosas han cambiado hasta un punto en el que, el cliente, podrá optar por el acabado que desee.

Podrá haber acabados en imitación madera, en imitación de otros materiales naturales (como la piedra), y asimismo estructuras en las que destaca lo moderno y minimalista. Así pues, entre las ventajas de los cerramientos de aluminio, destacamos su gran capacidad para decorar.

Cromatismos diferentes y texturas muy variadas estarán a disposición de todas aquellas personas que deseen beneficiarse de una estructura, además, muy resistente. Evidentemente son muchos los beneficios del aluminio para cerramientos, y pocos los inconvenientes.

Uno de ellos es el precio, más elevado que en caso del PVC o de otros materiales para perfilado. El precio no solo es más elevado por el aluminio en sí, sino por la preparación que requiere cuando su destino es un cerramiento o aislamiento térmico.

En cuanto a las principales diferencias del aluminio con otros competidores, como el PVC, encontramos el precio y que el policloruro de vinilo (PVC) disminuye las opciones de decoración. Las ventajas de un cerramiento de aluminio se darán cuando se prepare adecuadamente, esto eso, mediante la integración de rotura del puente térmico. La rotura del puente térmico es necesaria para hacer imposible una transmisión térmica entre la superficie tocante al exterior y la tocante al interior.

Entre las tareas que se llevan a cabo en edificios de toda Vizcaya, está la instalación de cerramientos integrales. Cuando nos referimos a este tipo de sistemas, estamos hablando de una integración total en el edificio de sistemas aislantes térmicos.

No se trata de colocar un cerramiento en la cocina o terraza, sino de realizar una planificación total para obtener un aislamiento en toda el edificio. Desde el salón hasta la cocina, pasando por el portal y los aledaños de las ventanas, todo deberá ser protegido contra los elementos exteriores, elementos meteorológicos que pueden jugar malas pasadas en edificios situados tanto en zonas geográficas cálidas como frías.

El aislamiento absoluto contra los factores climáticos externos, posibilita la protección y el ahorro. Los usuarios deben conocer, al menos básicamente, las características de los diferentes materiales de aislamiento.

Estamos hablando de perfiles de aluminio, de PVC y otros productos que deben tener un denominador común: un bajo coeficiente de conductividad térmica. Este bajo coeficiente será perfecto para evitar una comunicación de calor entre el exterior y el interior, así como una comunicación del frío, del viento…

La condensación y humedad estará asegurada si los perfilados no son propicios o están mal ensamblados. Nuestro propósito es que Vd. elija los materiales tras una exhaustiva pero accesible información. Si requiere cerramientos integrales para su hogar o su empresa, una de las posibilidades más económicas es recurrir al aluminio.

Este material proporciona perfiles resistentes y muy decorativos. Su único inconvenientes es que necesita un extra: rotura del puente térmico. Este elemento es necesario tanto para estas estructuras como para otras en las cuales puede darse transmisión térmica.

La poliamida o el PVC son materiales utilizados para la RPT, sección que no precisa el PVC. El PVC ostenta un envidiable coeficiente de conductividad térmica sin necesidad de añadidos como la mencionada RPT. El problema del PVC en comparación con el aluminio, es que no da tantas posibilidades para decorar, presentando perfiles más bien rutinarios.

Sin embargo, con el aluminio (aunque resulte más caro), la integración estética puede ser total. Para consultar cualquier cuestión relacionada con cerramientos integrales, comuníquese con especialistas que le propondrán las mejores soluciones disponibles en el mercado.

Las azoteas de algunos edificios quedan desaprovechadas durante la mayor parte del año. Se trata de espacios normalmente amplios y expuestos a condiciones meteorológicas muy adversas.

Tanto en pequeños edificios como en grandes inmuebles, la azotea ha de ser protegida y, si es posible, cerrada según los criterios profesionales de nuestros operarios. El cerramiento de una azotea es, generalmente, un trabajo complejo.

Habitualmente son espacios grandes, y no estamos hablando de disponer vallas o rejas de cierta altura. Un cerramiento total en una azotea proporcionará diversos beneficios a los inquilinos, trabajadores o cualquier persona que resida o transite con frecuencia el edificio.

Entre los materiales de que podemos servirnos, encontramos en cristal como uno de los más interesantes. Son paneles de cristal templado cortados a medida, con espesores diferentes según las necesidades. Si teme por la integridad de su cerramiento, sepa que el vidrio templado es un material extraordinariamente resistente.

De hecho, es actualmente uno de los materiales traslúcidos que ofrece mayor resistencia, por ello puede utilizarse tanto para un solárium como para una mampara de ducha.

Este último es interesante en el sentido de que las caídas pueden provocar rotura de la mampara, agravando la propia caída mediante posibles cortes. La estructura de policarbonato es irrompible, por lo que no caben esperar situaciones de ese tipo.

Por otro lado, en los cerramientos de azoteas también puede ahorrarse mediante la disposición de cerramientos con aluminio o con PVC. Este tipo de perfiles tienen que poseer características muy concretas para que sean deseables desde un punto de vista del aislamiento térmico.

Por ejemplo, es imprescindible que las estructuras tengan una mínima trasmisión de frío o calor. En el caso del aluminio, este problema se resolverá en fábrica, disponiendo los perfiles con integración de productos para la rotura del puente térmico. Si necesita cerramientos móviles en su terraza o azotea, háganoslo saber.

Cerrar un balcón con PVC es una de las posibilidades que le brindamos en Vizcaya. El policloruro de vinilo o PVC se trata de un producto de gran proyección en el campo de los cerramientos.

Ya desde hace muchos años, se ha venido imponiendo por resultar barato y muy práctico para los fines buscados. Y ¿cuáles son esos fines perseguidos? Esencialmente, evitar que se dé un traspaso térmico entre el exterior y el interior.

Esta comunicación puede ser muy negativa para nuestros intereses, ya que desestabilizará el ambiente interior, haciendo que el aire acondicionado gaste más en verano y la calefacción más en invierno. El PVC ostenta una particularidad que lo diferencia de otros materiales de aislamiento térmico.

Estamos hablando de un sistema según el cual se logra mantener la temperatura gracias a su coeficiente de conductividad térmica. Este es uno de los elementos primordiales cuando nos referimos al ahorro energético, así como a la eficiencia energética y, por tanto, a una revaloración del inmueble. Los cerramientos de balcones con PVC hacen factible conseguir más metros cuadrados para el propio espacio interior, un espacio que se verá ampliado de un día para otro.

Los habitantes comprobarán cómo se hace más grande su casa gracias a tomar los metros cuadrados del balcón en beneficio del propio interior. Los cerramientos de balcones con PVC también hacen posible un ahorro de materiales.

Entre las ventajas más evidentes del policloruro de vinilo está su precio, accesible a muchos bolsillos. Siempre que el usuario no quiera complicarse la vida y su cuenta corriente, puede recurrir a un material que resulta especialmente resistente. Una de sus particularidades es que no admite una gran variedad estética, aunque lo cierto es que este factor no importa a ciertas personas. Contáctenos para realizar cerramientos en balcones y en otros muchos espacios de su oficina, comunidad, local, casa o piso.